Qué es el acompañamiento terapéutico

acompañamiento terapéutico

El Acompañamiento Terapéutico es un servicio de atención profesional cuyo objetivo principal es conseguir la máxima autonomía de la persona en su propio medio. Haciendo uso de diferentes técnicas y trabajando en coordinación con el psiquiatra o psicólogo de referencia podremos conseguir recuperar un nivel de actividad habitual, desde lo más básico como asearse o cocinar hasta lo más complejo como reincorporarse al trabajo.

Teniendo en cuenta que cada persona es única y que por tanto la diversidad de perfiles es infinita, el acompañamiento está adaptado a las características y necesidades propias de cada uno. De esta manera se establece un plan de actuación en consenso con todos los participantes del proceso de cambio (usuario, familia, profesional de referencia y acompañantes).

El equipo está formado por profesionales especializados (psicólogos/as, educadores/as….) que se desplazan al domicilio de la persona que va a recibir el acompañamiento  y desde ahí trabajan junto con la familia y  en las áreas que más lo necesitan. El primer paso es una evaluación de la situación actual tras la cual se establecen unos objetivos y un horario personalizado para lograrlos.

Hay muchas formas de acompañamiento terapéutico y estas dependen de las necesidades específicas que tenga el paciente y su familia, no obstante podemos describir algunos acompañamientos tipo para favorecer el entendimiento de nuestra labor:

  • Acompañamiento intermitente:

Apoyo puntual, en situaciones de crisis, altas hospitalarias… en las que se necesita ayuda en un momento determinado y para un problema muy concreto.

  • Acompañamiento limitado:

Apoyo 2 o 3 veces por semana y en algun entorno concreto. Por ejemplo salir a la calle, hacer la compra, buscar trabajo, ir al medico, cocinar, mantener relaciones sociales, tecnicas de estudio, rehabilitación cognitiva…

  • Acompañamiento extenso:

Apoyo diario, de pocas horas, pensado para personas con enfermedades de carácter crónico pero que se encuentran estabilizadas en el momento actual pero que necesitan ayuda en diferentes áreas

  • Acompañamiento generalizado:

Apoyo intensivo, casi diario y con un número de horas elevado para personas con trastorno crónico al que se añade un momento de estrés ambiental que dificulta mucho más su adaptación a su entorno social y personal